miércoles, diciembre 17, 2008

sweet coffee

Me gusta el cafe con chingos de azucar y chingos de crema. Lo comence a tomar porque era lo unico que te "refilleaban" en el Dennys donde nos juntabamos el Campz y yo para idear nuestros comics y conquistas del mundo. Le atascaba de azucar y crema porque se me hacia amargo, pero al igual que la cerveza (que tampoco tomaba, y por amarga) le fui agarrando el sabor a lo amargoso y despues, cuando salio Pulp Fiction, ver al cabrón de The Wolf pidiendo su cafe con "lots of cream and lots of sugar" ja, me senti realizado.
En fin. El cafe atraves de los años se fue convirtiendo en un gusto y definitivamente buen acompañante de conversaciones tanto triviales como interesantes.



rock on!

3 comentarios:

Simple Poeta+ dijo...

jaja... cuando vi esa movie dije.."Q chido, normalmente los matones lo piden sólo, acá negro" Lo cual se me hizo lo hacía muy original....

Toncho dijo...

Winston Wolf es mi héroe, pero en cuanto al café me gusta encabronado: negro y cargadísimo. Pero bueno, todo sea por endulzar a las musas que dan como resultado cosas como diablero y el arsenal.

¡Saludos!

Javi dijo...

Ha ha ha ha ha ha y yo que pense que era el unico. Ah no pero eso si, para cafes no hay como el de "olla".

Saludos carnal